17 nov. 2015

La historiadora.

"La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos" (Antonio Machado).
¡Hola chicos!

Llevaba muchísimo tiempo sin ni siquiera mirar el Blog, pero me ha apetecido horrores volver a cogerlo, para así despejarme de las largas horas de estudio. Hoy quisiera compartir con vosotros un libro absolutamente maravilloso que me encandiló desde el primer momento y que me he leído hasta la saciedad. Se trata de "La historiadora", de Elizabeth Kostova. 


Es una escritora americana de origen eslovaco que siempre ha mantenido un fuerte interés por su origen balcánico y las costumbres y leyendas tradicionales, sobre todo las relacionadas con el famoso "Drácula". Es precisamente sobre esta figura, la del príncipe "Vlad Tepes", sobre la que construyó este libro, que confecciona una mezcla historia y ficción a partes iguales.




Debo de dar las gracias a mi madre porque fue ella la que me obligó a leerme este libro. Quizás por la negativa a hacer algo que te recomiendan las madres pues lo fui dejando pasar. Y la verdad es que si no me lo llego a leer, ¡me hubiese arrepentido toda la vida!



Durante años, Paul fue incapaz de contarle a su hija la verdad sobre la obsesión que ha guiado su vida. Ahora, entre papeles, ella descubre una historia que comenzó con la extraña desaparición del mentor de Paul, el profesor Rossi. Tras las huellas de su querido maestro, Paul recorrió antiguas bibliotecas en Estambul, monasterios en ruinas en Rumania, remotas aldeas en Bulgaria... Cuanto más se acercaba a Rossi, más se aproximaba también a un misterio que habia aterrorizado incluso a poderosos sultanes otomanos, y que aún hace temblar a los campesinos de Europa del Este. Un misterio que ha dejado un rastro sangriento en manuscritos, viejos libros y canciones susurradas al oído.




Sin palabras. Así fue cómo me dejó este libro. Si os digo la verdad no sé cuántas veces he pasado sus páginas y me he visto inmersa en esta fantástica historia. Como habéis leído más arriba, este libro está inspirado en "Vlad Tepes" y en el famosísimo "Drácula", así que os podéis hacer una ligera idea de la trama. Tema que me encanta, la autora hace un alarde de investigación histórica tremenda. Sin embargo, lo que no te esperas de este magnífico libro es el modo en que la primera página te absorbe como si se tratara de un diario, te ves envuelto por cada una de las palabras, los hechos que se narran y los escenarios sobre los que se sitúa la historia, que son muchos. La magia de este libro es la capacidad que tiene para transportarte exclusivamente al momento en que se desarrolla cada acontecimiento, sintiéndote un personaje más. Un 10 para esta autora que, además, combina de manera excepcional una narrativa amena y sincera, fácil de entender dada la complejidad de los múltiples recursos históricos usados, entretenida y perfecta. Para mí, uno de los mejores libros que he llegado a leer. Sin duda, os lo recomiendo, porque no sólo os estaréis leyendo uno de los miles y miles de libros que existen en el mundo para ponerlos en vuestra colección, sino que os convertiréis en personajes de una preciosa historia y conoceréis sitios como si de verdad hubieseis viajado hasta ellos. Un libro IMPRESCINDIBLE.

"Es muy probable que Drácula haya atravesado territorios conquistados por los turcos para llegar hasta allí. No es la primera vez que el amo del abad aparece como por intercesión divina. El abad se ha enterado de que los habitantes de Curtea de Arges no tardarán en nombrar de nuevo a Drácula gobernador de Valaquia y, entonces, sin duda, el Dragón expulsará por fin a los turcos de la región". (La historiadora, Elizabeth Kostova).

Página Oficial de Elizabeth Kostova.

29 sept. 2013

La línea negra.

"Algunos encuentran el silencio insoportable porque tienen demasiado ruido dentro de ellos mismos" (Robert Fripp).

¡Hola chicos! En este día de Domingo me voy a atrever a hablar de un libro que en su día me tenía enganchada de la peor forma, y es que no podía ser otro que "La línea negra", de Jean-Christophe Grangé. 


Escritor y periodista francés se tituló en letras en la Universidad de la Sorbona, dedicándose después a la redacción publicitaria y al periodismo "free-lance", colaborando con publicaciones como "National Geographic", el "Sunday Times" o "Paris-Match", hasta funda su propia agencia de prensa, "L&G". La novela que realmente le otorgaría notoriedad sería "Los ríos de color púrpura", conocida sobre todo por su posterior adaptación cinematográfica, adaptación realizada por el propio autor que fue el guionista de la obra. Fue autor también de un guión original, Vidocq, que se llevó a la gran pantalla en 2001.

Os voy a ser sincera. Insistí muchísimo a mi madre para que me pidiera este libro en El Círculo de Lectores porque me apasionó lo que leí de él. Ya supondréis que es, cuanto menos, novela negra. Negrísima diría yo. El caso es que llegó el día en el que tenía el libro en la funda de plástico encima de la mesa. Preparada, lo empecé... La verdad es que no me duró mucho. Tuve que dejar de leerlo creo que a las primeras 30 páginas. Un fracaso. ¿Por qué? Su temor, horror y miedo. Tras unos cuantos años después, volví a cogerlo, esta vez con la idea de terminarlo pasara lo que pasase. Y así fue.



"En el sudeste asiático existe una línea jalonada de cuerpos y de espanto. Una línea negra hecha con la sangre de las mujeres torturadas por Jacques Reverdi, ex campeón mundial de inmersión libre y asesino en serie particularmente implacable. Ahora está esperando su condena y ejecución, recluido en una prisión de Malaisia, después de haber cometido varios crímenes ejecutados con un abominable ritual. En París, Marc Dupeyrat, un periodista de crónica negra que sigue con pasión la historia de los asesinatos de Reverdi, idea una trampa para acercarse al asesino y escribir un artículo sobre la macabra pulsión que lleva al psicópata a matar. Escribe al asesino, haciéndose pasar por una joven estudiante fascinada por el crimen, y le manda la foto de una bella modelo. Poco a poco logra vencer la desconfianza de Reverdi, el cual cada vez está más inclinado a abrirle su corazón y sus más tenebrosos secretos. Pero, para ello, la supuesta joven tiene que estar dispuesta a interpretar las pistas que le facilita el asesino y recorrer un macabro camino de sangre en busca de los cuerpos de unas víctimas de las que la policía ni siquiera tiene noticia".


Uff. La verdad es que me costó horrores terminarme este libro, más que nada por la cantidad de detalles que tiene. Se trata de un libro único en el género negro y cualquier persona que se lo haya leído lo recordará, te marca en lo más hondo. La particularidad de este libro es que el autor refleja unos escenarios idóneos para lo que en ellos se relata. Violencia brutal, crueldad y menosprecio. Me gustó muchísimo, de verdad, pero dudo que vuelva a leerme otro libro de este autor, ¡ya me da miedo! Os lo recomiendo para todas aquellas personas seguidoras de este tipo de novelas y para todos los que tengáis, o bien poca imaginación (para evitar los oscuros pensamientos), o bien para aquellos que no os de miedo, terror o temor este tipo de novelas. En mi opinión, probaría de cualquier forma a leérmelo. Nunca sabes lo que puede albergar un libro, para bien o para mal.

"Los bambúes. Lo habían guiado hasta allí, entre las murallas siseantes y los senderos de jungla. Como siempre, los árboles le habían susurrado la dirección que debía seguir... y le habían musitado cómo actuar. Siempre había sucedido así. En Camboya. En Tailandia. Y ahora allí, en Malaisia. Las hojas le acariciaban la cara, lo llamaban, le daban la señal" (La línea negra, Jean-Christophe Grange).